Caso judicial No pare el carnaval

La disputa legal sobre los derechos de representar a Carnival en St. Thomas no llegará a una resolución antes de que se lleven a cabo los eventos programados para este año. El juez que preside una audiencia preliminar dijo el viernes que tardaría al menos seis semanas en emitir un fallo.

El caso está abierto, en el Tribunal de Distrito, por disputas que involucran a Carnival. Pero los preparativos para la fiesta de este año están avanzando.

La audiencia que comenzó el jueves por la mañana y concluyó el viernes por la tarde examinó un aspecto de una demanda civil presentada por el Comité del Carnaval de las Islas Vírgenes el 28 de marzo. A través de su abogado, el ex fiscal general de VI Terri Griffiths, el comité acusó al comisionado del Departamento de Turismo Joseph Boschulte y otros dos con infracción de marca registrada, toma de propiedad privada y uso indebido de eslóganes de marca registrada de una manera que podría confundir a quienes los leen.

Después de escuchar los argumentos sobre las mociones presentadas por los abogados del Departamento de Justicia, el juez del Tribunal de Distrito, Robert Molloy, decidió limitar el alcance de la audiencia a las supuestas violaciones de la Ley Lanham de 1946, un estatuto federal.

Bajo Lanham, es ilegal usar una frase similar a una marca registrada en los EE. UU. de una manera que pueda confundir a los consumidores. Las marcas registradas en el centro de la audiencia de esta semana son Virgin Islands Carnival y St. Tomás Carnaval.

Desde que la división de festivales de Turismo inició sus operaciones en 2019 con la puesta en escena del showcase One Night Only en St. Thomas durante la pandemia del año 2020, han estado promocionando eventos bajo el nombre de Carnival Virgin Islands.

Una nueva promoción que aparece en el sitio web de Turismo y en Internet enumera cuatro eventos que se llevarán a cabo entre el 27 de abril y el 1 de mayo de 2022, promocionados como Carnival Virgin Islands.

Cuando compareció en el estrado de los testigos en nombre del gobierno, el director de la División de Festivales, Ian Turnbull, dijo que la frase Usos del turismo en la promoción no es un término oficial, sino más bien un término genérico.

Griffiths llamó al exdirector ejecutivo de Carnival, Caswil Callender, como su primer testigo. Callender sirvió en el comité en varias capacidades durante 35 años. En el contrainterrogatorio, Velázquez preguntó si las marcas registradas se buscaban después de un fallo judicial de 2004 que condujo a una auditoría de los registros financieros del comité.

“No hubo correlación entre los dos”, dijo. El comité planeó presentar marcas registradas para los dos identificadores antes del caso judicial de ese año.

Los abogados también plantearon preguntas sobre cuándo se usarán los términos Virgin Islands Carnival y St. Thomas Carnival apareció por primera vez en público. S t. Thomas Carnival se utilizó por primera vez en 1992, dijo Callender.

El juez también le preguntó a Callender si conocía alguna otra entidad gubernamental que usara las marcas registradas. El testigo dijo que no. El siguiente testigo del demandante, Alphonse Stalliard, presentó un folleto de recuerdo que trajo de su casa fechado en 1965 con la frase Carnaval de las Islas Vírgenes.

En su testimonio, Stalliard dijo que había estado involucrado en los eventos del Carnaval desde 1952 cuando su padre tocaba en la Community Band y actuaba en algunos de los eventos del Carnaval. Molloy pidió ver el folleto, que examinó detenidamente y luego lo presentó como prueba, prometiendo devolverlo en buen estado.

El ex director del comité de Carnival, Halvor Hart III, testificó sobre su conocimiento de las marcas registradas. Hart actualmente se desempeña como subdirector de la división de festivales en Turismo.

Dijo que sabía que el Comité Carnival tenía marcas registradas y, al menos en una ocasión, recordaba haber pagado una tarifa de renovación a la Oficina de Patentes y Marcas Registradas de EE. UU.

El director de la división de festivales, Ian Turnbull, compareció en la audiencia el viernes en representación del gobierno. El Secretario de Justicia Auxiliar Ariel Smith preguntó sobre las asignaciones presupuestarias canalizadas a través de Turismo con el propósito de realizar el Carnaval.

En el contrainterrogatorio, Griffiths preguntó cuánto dinero había recaudado la división en patrocinios para los eventos de este año. Turnbull dijo que no podía dar una cifra exacta ya que la división aún está en proceso de obtener patrocinios.

Denise Johannes, de la División de Corporaciones y Marcas Registradas de la Oficina del Vicegobernador, testificó sobre un requisito de informe anual para entidades como el Comité del Carnaval de las Islas Vírgenes. También respondió preguntas sobre uno de esos informes que el comité presentó ante la división en 2002. Velázquez preguntó al director de corporaciones y marcas registradas quién presentó el informe anual de 2002.

“No puedo decirles quién presentó el informe… Se representó como proveniente del Comité del Carnaval de las Islas Vírgenes y fue firmado por varios oficiales”, dijo Johannes.

Al final de la audiencia, Molloy pidió a ambos equipos legales que presentaran informes al tribunal resumiendo sus argumentos. También dijo que probablemente emitiría una opinión sobre la audiencia preliminar, los escritos y las mociones dentro de los próximos 40 a 50 días.

Una de las mociones tiene el potencial de descarrilar el caso del comité. La justicia está cuestionando los nombres de quienes figuraban como demandantes, citando procedimientos legales que dicen que el jefe de gobierno, en este caso, el gobernador. Alberto Bryan Jr. –y el titular de la Justicia debe ser nombrado como querellante también.

Griffiths admitió en la audiencia que no nombró a Bryan ni a la fiscal general Denise George como demandantes, pero les entregó citaciones. La abogada y exfiscal general dijo que argumentará que el caso sigue en regla con base en ese servicio.

Cuando las partes abandonaron el Palacio de Justicia Federal Ron de Lugo el viernes por la tarde, Baker, el actual director del comité del Carnaval, dijo que espera un resultado favorable.

“Las cosas se ven bien. Para mí, las cosas siempre se ven bien”, dijo.

Y como nota al margen, el difunto VI Delegado al Congreso DeLugo se destaca como una de las personas que ayudaron a organizar el Carnaval en St. Thomas en 1952. En esos días, era locutor de radio en la estación WSTA-AM, transmitiendo bajo el nombre de Mango Jones.

Imprimir amigable, PDF y correo electrónico

Leave a Comment