Comité del Carnaval y gobierno se enfrentan en el Tribunal de Distrito | Noticias

La disputa sobre las marcas registradas de “St. Thomas Carnival” y el “Carnaval de las Islas Vírgenes” continuarán hoy en el Tribunal de Distrito de EE. UU., luego de que los testigos pasaran horas testificando el jueves sobre la historia del amado evento cultural.

La organización sin fines de lucro VI Carnival Committee, Inc. está buscando una orden judicial preliminar para impedir que el Departamento de Turismo y la División de Festivales del gobierno de VI usen cualquiera de las marcas registradas, que el comité registró en 2007.

La abogada Terri Griffiths, que representa al Comité del Carnaval, argumentó que la ley federal prohíbe que otras entidades, incluido el gobierno de las Islas Vírgenes, usen marcas comerciales estrechamente relacionadas o “similares a confusión”, según una demanda presentada el 28 de marzo.

Griffiths reconoció el jueves que el Carnaval del gobierno continuará según lo programado a fin de mes, pero pidió a la corte que ordene a la División de Festivales que deje de usar referencias al “Carnaval de las Islas Vírgenes” o “St. Carnaval de Tomás.

“Si van a hacerse cargo del Carnaval, tienen que llamarlo de otra manera, a menos que haya una compensación justa”, dijo Griffiths.

El comité también está buscando otro alivio, incluida la devolución de la propiedad incautada por el gobierno. Griffiths dijo que la ley de 2019 que permitió al gobierno administrar Carnival es demasiado amplia y podría permitir que el gobierno se haga cargo de otras entidades sin fines de lucro, y planea impugnar la constitucionalidad de la corte en los tribunales.

La fiscal general adjunta VI, Venetia Velásquez, le pidió a Molloy que desestimara la solicitud de una orden judicial preliminar y dijo que el comité no ha cumplido con su carga de la prueba de que la intervención judicial está justificada en este momento, sin más litigios sobre el reclamo subyacente.

Velásquez dijo que el comité solicitó por primera vez las marcas registradas en 2004, poco después de la resolución de otro caso judicial en el que un juez dictaminó que el comité era un programa del gobierno de las Islas Vírgenes.

“¿Qué hacen? Corren a la oficina de Patentes y Marcas Registradas de los Estados Unidos. Lo encuentro ofensivo y la corte también debería hacerlo”, dijo Velásquez. “Declararon a la oficina de Patentes que tenían un derecho exclusivo, y no lo hicieron”.

Velásquez dijo que el comité estaba tratando de registrar diferentes variaciones de términos genéricos para carnaval, “y por eso no pudieron obtener una marca comercial durante tres años”.

Carnaval “es un término genérico, y St. Thomas es donde estamos parados hoy”, por lo que prohibir que el gobierno use esos términos “sería tan absurdo y una negación del interés público”, dijo Velásquez.

El comité fue el primero en presentar testigos y el testimonio se prolongó hasta las 8 pm del jueves.

Si bien el Carnaval, como se lo conoce hoy, comenzó en 1952, se llevó a cabo una celebración de Carnaval en St. Tomás el 2 de febrero 14 de enero de 1912. Había una referencia a esa “gran ocasión” en un folleto frágil y descolorido del Carnaval de las Islas Vírgenes de 1964 que el exmiembro del Comité del Carnaval, Alphonse Stalliard, llevó a la corte.

Stalliard testificó sobre asistir al Carnaval de 1952 cuando tenía 8 años y dijo que se involucró en la organización del evento después de regresar de Vietnam en 1971. El comité del Carnaval se formó formalmente como una corporación sin fines de lucro en 1976 para recibir fondos federales disponibles para el Bicentenario. .

El exdirector ejecutivo del comité, Caswil Callender, testificó que “organizar el Carnaval fue muy estresante, muchas noches sin dormir”.

Witness Halvor Hart III se desempeñó anteriormente como director ejecutivo del comité de 2015 a 2019, y ahora se desempeña como director asistente de la División de Festivales.

Hart testificó que el comité no pudo pagar los gastos sin los fondos que recibió del gobierno, y se quedó sin pago mientras esperaba las asignaciones del gobierno para poder recibir su salario de manera retroactiva.

El actual presidente del Comité del Carnaval, Edgar Baker Phillips, testificó sobre cartas entre él y el Departamento de Turismo en 2019, en las que el comisionado Joseph Boschulte dijo que el comité debe presentar un plan para el carnaval al gobierno y luego solicitó un memorando de entendimiento.

Phillips dijo que el comité proporcionó el memorando de entendimiento, pero nunca recibió una respuesta y el gobierno “se apoderó de nuestra propiedad, nuestra sede” y se hizo cargo del evento por completo.

Velásquez argumentó que el Carnaval “ni siquiera fue un invento de ellos” y que el comité no tiene la propiedad del evento.

“Se les permitió administrar el programa, gestionarlo. El programa del Pueblo, este tesoro nacional”, dijo Velásquez. “El gobierno pagó por todo”.

.

Leave a Comment